TEMA 94: TÉCNICAS DE CONDUCCIÓN EFICIENTE

El uso de vehículos a motor y sus accidentes tiene una influencia muy negativa en la contaminación del planeta y su media ambiente (aproximadamente el 40% de las emisiones de CO2 originadas por el consumo de energía).

Según el estilo de conducción  de un vehículo, puede influir considerablemente en el consumo de combustible.

Conducir aplicando las técnicas de conducción eficiente reduce las emisiones contaminantes considerablemente, permitiendo un uso del vehículo más sostenible para el medio ambiente y una mejora de la calidad del aire. Además, las técnicas de conducción eficiente proporcionan estos beneficios: 

  • Aumentar la seguridad vial: la conducción eficiente exige aplicar técnicas similares o complementarias a las de la conducción preventiva (visión, anticipación y gestión de espacio). 

Puede ahorrar entre un 10 y un 25% de combustible y reducir entre un 50 y un 80% las emisiones contaminantes. 

  • Reduce los costes de uso y mantenimiento del vehículo; se gasta menos combustible y se alarga la vida útil de algunos sistemas del vehículo.

  • Aumenta el confort: conduciendo de forma eficiente se evitan acelerones y frenazos bruscos ya que se debe mantener una velocidad media constante.

  • Disminuye el ruido que produce el vehículo, mejorando la calidad de vida de nuestras ciudades y evitando molestias innecesarias a los demás usuarios.

- Para arrancar e iniciar la marcha

Se puede ahorrar combustible y reducir la contaminación:

  • Arrancar el motor sin acelerar: en los vehículos actuales no es necesario pisar el acelerador para arrancar el motor.

  • En vehículos de gasolina, se recomienda iniciar la marcha inmediatamente después de arrancar el motor.

  • En vehículos diésel conviene esperar unos segundos con el motor arrancado antes de comenzar la marcha, para que la lubricación sea adecuada.

 

- Para subir marchas y circular

El uso adecuado de las marchas del vehículo es uno de los aspectos claves para ahorrar combustible y reducir la emisión de gases contaminantes.

Para conducir de forma eficiente se debe utilizar la marcha más larga posible (4ª o 5ª) incluso en ciudad, y hacer que el motor funcione a bajas revoluciones.

Para conseguirlo debe:

  • Utilizar la 1ª lo mínimo posible: normalmente se debe cambiar a 2ª a los 2 segundos o 6 metros.

  • Cambiar de marcha tan pronto como sea posible; después se acelerará suave y progresivamente.

  • Evitar cambios de marchas innecesarios: se recomienda subir a marchas superiores sin pasar por todas, ya que en cada cambio se desperdicia combustible (no es necesario subir de una en una).

CAMBIOS DE MARCHAS

 

Según revoluciones

  • Diésel entre 1500 y 2000 rpm.

  • Gasolina entre 2000 y 2500 rpm.

 

Según velocidad

  • 2ª a los 2 segundos o 6 metros.

  • 3ª a 30 km/h.

  • 4ª a 40 km/h.

  • 5ª a 50 o 60 km/h.

 

- Para decelerar o bajar de marcha

Cuando se circula con una marcha engranada a más de 20 km/h y se deja de acelerar, el consumo de carburante es nulo. Por ello, para reducir la velocidad o detener el vehículo se recomienda:

 

  • Levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo sin cambiar de marcha, ya que hay que utilizar al máximo el freno motor.

  • Frenar de forma suave y progresiva.

  • Si lo necesita, reduzca de marcha pero lo más tarde posible. Recuerde que los cambios de marcha aumentan el consumo de combustible, por lo que no es necesario pasar por todas las marchas para detenerse.

  • Circulando cuesta abajo NO utilice punto muerto, porque puede perder el control del vehículo y al contrario que piensa mucha gente, el vehículo consume más combustible.

- Velocidad de circulación

Tanto el consumo de combustible como las emisiones contaminantes aumentan con la velocidad (al aumentar la velocidad aumenta la resistencia a la rodadura y la resistencia al aire). Por ello, se recomienda circular a una velocidad moderada y adecuada a las circunstancias.

 

Además, para conseguir una conducción eficiente debe mantenerse la velocidad lo más uniforme posible, evitando acelerones y frenazos innecesarios (hay que mantener una media de velocidad constante durante el mayor tiempo).