TEMA 77: EL ALCOHOL EN LA CONDUCCIÓN

- El alcohol

El alcohol es una droga que tiene efectos nocivos para la conducción. Aunque al principio tiene una fase euforizante, es un depresor del Sistema Nervioso Central.

 

El alcohol no sólo aumenta la gravedad de las lesiones producidas en el mismo.

 

Un conductor bajo los efectos del alcohol sufre:

  • Alteraciones en su comportamiento: tiene una falsa sensación de seguridad y cree controlar la situación, es menos prudente, comete más infracciones y presenta respuestas impulsivas y agresivas con los demás.

  • Alteraciones en la percepción del entorno del tráfico: percibe peor, calcula mal las distancias, aumenta la sensibilidad a los deslumbramientos y puede experimentar el fenómeno de “visión túnel”.

  • Alteraciones en la capacidad de prestar atención (aumentan las distracciones, especialmente en las situaciones complejas).

  • Alteraciones en la psicomotricidad: disminuye su precisión y coordinación.

  • Aumentan las distancias de reacción, frenado y detención.

Todas estas alteraciones merman el proceso para tomar decisiones seguras.  

 

error: Content is protected !!